martes, 9 de febrero de 2010

Receta: Pato al Body JUMP

Ingredientes:

Coja a una persona de por sí torpe, patosa a la enésima potencia, larguilucha y descordinada de nacimiento e introduzcala en el gimnasio más cercano en una clase de Body Jump.


Nota: Body Jump - modalidad de tortura de último grito para los desesperados que intentan cualquier cosa contad de incorporar algo de ejercicio a sus sedentarias y culonas vidas sobre cama elástica individual.

Si se dispone de franja horaria amplia, elija última hora cuando el animalico' esta atontado y no es muy consciente de lo que hace.

Embutalo en unas mallas prietas si no quiere que lo pase peor ,de lo que ya se espera, viendo oscilar sus tiernas lorcillas durante una hora y media.

Cocínelo a fuego lento, dejando que haga las más variopintas coreografías (bueno, lo que los demás pueden llamar coreografías gráciles y yo, en mi caso, movimientos espasmódicos de apareamiento) hasta que por obra y gracia del destino salga disparado de su cama elástica.


Siempre, siempre, siempre
seré más elegante en suelo firme!!!
Que conste en acta!

El pato estará en su punto cuando pierda toda la dignidad y la vergüenza!!!

4 comentarios:

Ramón Martín Cabeza dijo...

El mal de much@s es consuelo de tont@s, pero aunque no lo seas, por si te consuela, tod@s hemos pasado algún día por un trance similar.

hadanae dijo...

jajaja a mi todos esos ejercicios con nombres en inglés me dan miedo...running, met pump, cycling, stretch. Animo con la receta :D

C. C. dijo...

jajajajaja muy buenoo! Yo por eso nunca jamas he pisado ni pisaré un gimnasio ;-P

Murphy White dijo...

Me ha encantado echarme unas risas por aquí... Me suena todo lo que he leído...