lunes, 20 de abril de 2009

Casualidades y luciérnagas

Si todo es cuestión de azar o del destino o incluso si cada acontecimiento ocurre porque lo hemos estado buscando. ¿Qué hace que cruces una mirada o una sonrisa con alguien y no parezca una de las tantas muecas del día? ¿qué reacción biológica sucede en un organismo para crear sensaciones especiales? Aparte de una buena conversación, una conexión de sentidos de humor...me gustaría poder viajar en la navecita de "Erase una vez el cuerpo humano" y espiar al sexto sentido o la intuición y a su retorcida/encantadora manera de trabajar.

Un viejo amigo decía, no por viejo sino porque hace años luz que dejé de escuchar sus pensamientos, que como en Los amantes del Circulo Polar todos esperamos la casualidad de nuestra vida. Dejando a un lado novelescos delirios amorosos o pasiones tormentosas quizás no sea una casualidad única la de nuestra vida, sino una serie de casualidades y momentos continuados en el tiempo los que te hacen rodearte de esas personas ¿porque algunas brillan con tanta intensidad? La amistad esta viciada por lo cotidiano, no hay color entre pasar horas acompañado o minutos deslumbrado. ¿Esa luz depende de lo tenue que se encuentre tu atmósfera? No se trata de cazar luciérnagas, no hace falta retenerlas, solamente saber que están ahí y que dan color a tu cielo, incluso de lejos. Un libro, una canción en común...una broma que completar.

Rompo el silencio por los amigos-luciérnaga, y por los que vendrán.

7 comentarios:

Charlie dijo...

Jaja, la "navecita"... Si yo me metiera en mi organismo por dentro saldría "acojonaíto" y dejaría todos mis vicios y placeres al instante. Mejor no, casi. :)

Rebienvenida a tu blog, sea casu o causalidad. ;)

C. C. dijo...

Es como estar en el lugar indicado a la hora exacta y con la actitud necesaria para que esa casualidad sea algo más que una mera casualidad. Vamos algo así como que te toque la loteria no? jeje. Pero...siempre le toca a alguien no? :-)

Por cierto, me alegro de volverte a ver por aquiiii!!

muuaaaksss

Sonybabe dijo...

Jajajaaa!! Es curioso ayer viendo cosas me encontrécon un episodio de esta serie. Me alegro que hasya vuelto!! Un besitooooo

KiSS!!

Olivia dijo...

Bonito! creo que todos tenemos una energía especial, algo que llega y llena a otras personas, obviamente no siempre de la misma forma. Me gusta cuando uno siente iluminado el día solo por un gesto de alguien, a veces da igual quien, otras viniendo de quien sea marca la diferencia.

Creo que me he dejado entender, no? jajaja

Besos!

Murphy White dijo...

Me gusta que vuelvas con fuerza!
Todo es una suma de casualidades y a veces uno se pregunta: ¿cómo he llegado aquí? Y sí, son un montón de casualidades "bien aprovechadas". Si las casualidades se ponen de tu lado, es buena idea no dejarlas pasar.
Me alegra tu ciber-regreso.
Un beso

David C. dijo...

Esa película que mencionas es buenísima. Me hiciste recordarla.

Anónimo dijo...

La vida podría no ser "casual" sino "causal", existe una causa y un efecto. Cuando te encuentras a alguien que no esperabas, cuando conoces a una persona que te despierta inquietudes, cuando miras a los ojos de ese amigo o amiga que esta cerca de tu corazón no desaproveches la oportunidad que seguro ese encuentro no es casual, tiene su motivo y algo deben decirse o compartir.
La navecita debería "en un viaje especial" indagar sobre el Karma que de seguro muchas veces nos pone frente a ese alguien que marca o marcara tu vida de seguro.