viernes, 26 de septiembre de 2008

Hero

La composición del aire no debe ser la adecuada, quizás CO2, monóxido de carbono... no sé si metano de más o nitrógeno de menos, ni siquiera tras la lluvia de un par de días parece volver a su transparencia adecuada. El vapor de agua fresco en la cara, en cambio, se agradece a través de la troposfera. Eso me pasa por volar tan a menudo, a lo bueno siempre te acostumbras. Volar siempre ha sido mi rareza preferida, no me deja más secuelas que ese liviano toque de ingravidez y libertad. En cambio, atravesar cosas , deja esa parte de esencia en mí de lo que traspaso, a la que todavía no me acostumbro. El amargo de la madera, la humedad del hormigón...según la dosificación del cemento o su porosidad. Sé que no es normal hacer un análisis molecular de todo lo que respiras, tocas, ves… pero cuando tus sentidos se desarrollan de manera tan atroz es divertido e inevitable disfrutar de estas anomalías.
Me pedí vivir en una viñeta de cómic y quise dibujarme, tuve que despertarme entre pesadillas para darme cuenta de lo real que era, pero no acierto a verme con una capa de invisibilidad o mallas supersónicas. Claro que eso sólo sería al caer la noche, o en callejones solitarios, así que todo podría ser. A no ser, que de repente me descubra como una superheroína de manga japonés, vestida de colegiala y gritando algún hechizo mientras el mundo se para, una nube de color gira a mi alrededor junto con mi flequillo rosa y una música hipnotizante lo envuelve todo. No, creo que mejor la capa y un antifaz chulo. Pero nunca se sabe, me descubro por días.

¿Debería combatir el crimen? ¿de verdad? porque tal vez está muy viciada ya la idea del bien y del mal ¿Debería elegir Nueva York para salvar al mundo?¿O todo esta tan corrupto que serviría cualquier punto del planeta al azar? Si, va a ser eso, pero esos callejones con escaleras de incendios tortuosas no se dan por aquí. Los suburbios de Manhattan o el Londres, de hace un par de décadas, serían el mejor escenario. Preferiría no tener que viajar en el tiempo, al final siempre me queda una punzante sensación en la cabeza, un amargo sabor de desorientación mezclado con ese tortuoso dolor de cabeza. Mi cabeza. Recuerdo cada detalle de mi vida, detalles de cualquier vida pasada, cada palabra que leo o pronuncio e incluso los idiomas de las ciudades que he visitado.

Esta memoria infinita, a veces, resulta una carga insoportable. Ansío la nada, el vacío, vaguear conscientemente, dejar la mente en blanco, no escuchar los pensamientos del tío de la barra del bar, ni pintar una escena futura o despertarme prediciendo dónde ocurrirá algo que nunca debería de ocurrir.

Quizás no nací para salvar el mundo, ni soy tan especial. Los quioscos plagados de coleccionables de septiembre se encargan de enterrar los cómics de las estanterías. Mejor "tu casa rústica mediterránea" que una buena aventura para tu imaginación. Quizás ya no es tiempo de héroes. Quizás el extraordinario es el que sobrevive a otro día mediocre sin más, con la incertidumbre del mañana. Puede ser, entonces, que el mundo deba salvarme a mí.

12 comentarios:

L o L i T a dijo...

Bienvenidos a la paranoia del mes ja,ja...queda abierta la veda: Si pudierais elegir, que superpoderes serian los vuestros? Y lo mejor...que supertraje? :) Anda, confesad!

Camiseta a rayas dijo...

Yo sin ninguna duda eligiría la invisibilidad, y no estoy segura de que no la haya conseguido alguna vez :)

También me gustaría teletransportarme, es muy práctico, sobre todo cuando llego tarde al trabajo o a cualquier sitio (lo cual pasa casi a diario).


El mundo no puede salvar a nadie, porque no puede salvar aquello que ya está perdido, así que confío tu salvación a ti misma y a nadie más, eso es más que suficiente. Si lo consigues avísame, no me vendrían mal algunos trucos jiji


Muaaaaaaaaaaaaaa

Charlie dijo...

Vale una vez estoy seguro de que no hay metáfora profunda y vital oculta tras el post...

¡SUPERHEROES!!!!! Me encantaban de canijo jaja, el superpoder favorito... Mmm... Volar yo creo. O como Pícara, tocar a otro super y quedarte con sus poderes durante un rato. Me quedo con los vuestros!

Había un Hombre Molécula que podía materializar cosas alterando la estructura molecular de lo que le rodeaba... Ideal también para cocinar y crear dinero a partir de una hoja de periódico grasienta. ;)

Y tú eres la heroína del sushi, es también es un poder no? :P

Muaks,
C

ALMAGRISS dijo...

Uyyyy, creo que al final todos los superhéroes están bastante solos...eso de ser únicos en su especie... jamás se integran, pero qué demonios... ¿quién quiere integrarse cuando puede volar?
Siempre me encantó Superman, no sé porqué, sin embargo Spiderman me parecía un ñoño.
Me uno a camiseta a rayas, eso de la invisibilidad siempre me ha parecido algo genial. Aunque lo de volar..., ay no me decido, ¿se pueden varias cosas? jejeje.
En cuanto a lo de salvar el mundo... ardua tarea... ¿se puede quedar en salvarse a uno mismo?
Un besazo

Carmeli dijo...

http://carmeli74.blogspot.com

L o L i T a dijo...

Ja,ja...AlmaGriss, nada mas leerte me he imaginado al pobre Superhéroe acudiendo a una reunión de Inadaptados Anónimos!!!

Charlie, mucho protestar pero al final te va a gustar el chuchi" ese, eh?:P

Cami, te pega total lo de la capa de invisibilidad estilo Dragones y Mazmorras (En tu generación...¿HarryPotter??? :P) perooooooo, no me creo lo de q pases desapercibida incluso sin ella...ni un poco! Lo del poder de la teletransportación habra que compartirlo xq jmás tarde que yo, no llega nadie :P

Pero nada chicos, no os preocupeis, todo esto viene de que me he tragado 11 capítulos de HEROES y me flipé! Se me fué la pinza sip"! El mundo no tiene que salvarme, conmigo sola me basto para liarla y desliarla Ja,ja...

hadanae dijo...

jajaja ya sabía yo que te habías dado un atracón de Heroes...es el efecto secundario :D

mmmm lo de volar mola pero no le veo mucha utilidad si no va acompañado de esa pedasso fuerza que tenía Superman...Yo me conformaría con la fuerza...nada de dejarte las rodillas peladas y el lomo destrozado para buscar algo bajo un coche...lo levanto y punto. Y podría caminar tranquila a cualquier hora con mi cámara en mano sin miedo a que me la roben...tuuuusaaaa lo agarro del cuello y lo lanzo contra unos contenedores de basura de esos plateados con tapa...ay, no, que aquí son grandes y verdes...pfff Nada...solo mola ser héroe en Manhattan.

besitos

Ramón de Mielina dijo...

Me teletransportaría, en el mismo momento, a la velocidad de la luz. Nada de viajes en el tiempo... O sí. Bueno no. El pasado siempre lo veo con nostalgia y es bonito. Si lo viera en directo, perdería los momentos en que recuerdo todo aquello. Viajar sin perder tiempo en horas de avión.

C. C. dijo...

Joer...me has dejado flipado, hace tiempo que no leía algo que me dejara tan buen sabor de boca. Me ha gustado mucho la entrada y además me encantan los superhéroes!! jejeje

Mi superheroe es Supermán, a mi manera me salvó la vida de pequeño (bueno almagriss me entiende jeje) y mi poder? Como ya han dicho el teletransporte me pido viajar en el tiempo :-)

Un besazo!!

Murphy White dijo...

Salvar el mundo? Creo que el truco es aprender a salvarnos a nosotros mismos y al que tenemos al lado... Ahí está la clave y el éxito del héroe que todos tenemos dentro (espero!)
Besos...

TUPERSONALSHOPPERVIAJERO dijo...

De pequeña me encantaba la chica gato, tan valiente y tan fashion... Si pudiera ser un ser de cuento será Harry Potter sin dudarlo, para vivir tan fantásticas aventuras y ser la dueña de su capa de invisibilidad -jjejeje-
De sueños también se vive...
Interesante e inusual post
Bsits
;-)

C. C. dijo...

Paso a dejarte un besillo!

muaaks